Consejos para tener una relación abierta

Consejos para tener una relación abierta
Todos alguna vez en la vida hemos querido experimentar como seria tener una relación sin ningún tipo de ataduras. Pero muchos no son capaces de tomar el riesgo de aceptar una relación de este tipo por miedo a quedar enamorados sin ser correspondidos. 
 
Si estás convencido de querer arriesgarte y probar este tipo de relación, te dejamos algunos tips para lograrlo sin quedar perjudicado, sino por el contrario disfrutando al máximo.

Consejos para tener una relación abierta

Si te has decidido a mantener una relación abierta, sigue estos consejos:

 

1. Pon las cartas sobre la mesa antes de empezar todo. 

Si la curiosidad ya te ganó y tienes ganas de intentar una relación abierta con esa persona que te gusta, lo primero y más importante que debes tener en cuenta, es que le comuniques la situación a tu pareja. Habla con él o ella, en un momento que sea apropiado. Explica que es algo que te gustaría intentar, pero también sé muy clara con lo que deseas y de los sentimientos que tengas, si los dos están de acuerdo, podrás dar el siguiente paso. 
 
2. Establece reglas básicas.
 
Obviamente las reglas en una relación abierta varían dependiendo de la pareja, pero todas son muy importantes. Una vez que estén claros de lo que quieren y decidan intentarlo, siéntense y hagan una lista de los límites con los que ambos se sientan cómodos.
 
3. Que nunca falte la comunicación.
 
Tener libertad en una relación no significa que puedas ocultar detalles, ya que como en toda pareja esto debilita la convivencia. Si ya tienen una lista de limites establecidos y alguno de los dos deja de cumplir con alguna de ellos, háblenlo. Es mejor limar asperezas en el momento a que alguno de los dos sienta que no vale la pena seguir con este tipo de relación. 
Consejos para tener una relación abierta
 
 
4. No tengas miedo a decir lo que piensas y sientes en el momento.
 
Si establecen reglas que no funcionan como esperaban o con las que no se sientan a gusto, asegúrense de tener un espacio para ajustarlas. Obviamente algunas de estas reglas o limites no funcionarán al principio, así que traten de ser muy paciente. Llevar una relación abierta es casi igual en cuanto a convivencia se trata con una relación regular, por lo que también habrá algunos altibajos. 
 
5. Lleven un paso a la vez.
 
El tiempo lo es todo en cuento a una relación se trata, más si es de este tipo. No vayan rápido o se sientan del todo confiados. Consideren tener una experiencia con otra persona incluyendo a la pareja, antes de que ambos salgan a buscar a alguien más. Siempre sean sinceros y no guarden resentimientos, hablen bien las cosas.
 
 
6. No se engañen.
 
A menos de que las reglas que ambos establecieron diga que alguno de los dos no quiere saber nada de los encuentros sexuales del otro, recuerda que engañar sigue siendo engañar, incluso si es una relación abierta. Cuando te guardas algún detalle o experiencia aun cuando sea porque sabes que llegaste al limite de lo que establecieron ambos y no quieres lastimar a tu pareja, puedes ocasionar problemas graves. Una relación abierta funciona porque hay confianza en sus integrantes y una vez que eso se pierde, no queda nada más y no habrá vuelta atrás.
 
Recuerda estos consejos cuando decidáis tener una relación abierta, seguro que os irá mucho mejor a ambos. 
 
Categoria: