Cuando tener intimidad con tu pareja si tienes niños

Cuando tener intimidad con tu pareja si tienes niños
Cuando se tiene niños en casa es más difícil poder encontrar momentos en los que tener privacidad con tu pareja. Tener hijos es la etapa más esperada para muchas parejas, llega un nuevo integrante a la familia y todos queremos darle la atención del mundo, pero, al mismo tiempo se pierde un poco de espacio para reavivar la pasión. 

¿Cuando tener intimidad con tu pareja si tienes niños?

 
Para que no pierdas momentos de intimidad, así tengas hijos, te dejamos estos 5 sencillos consejos que te ayudaran muchísimo:
 
1. Aprende a amar las relaciones intimas de día.
 
Mayormente en las noches se dificulta tener intimidad ya que los patrones de sueño de los niños es irregular y pueden pasar muchas noches sin dormir. Aprovecha las primeras horas de día para tener algunos minutos de intimidad con tu pareja antes de que tu hijo despierte y tengan que iniciar la rutina diaria. ¡Es una increíble forma de despertar!
 
Otra forma de aprovechar el día, es que si sales temprano del trabajo, planea una actividad para tus niños que se fija a esa hora. Así tendrán más tiempo de estar solos y juntos.
 
Cuando tener intimidad con tu pareja si tienes niños
 
2. La hora del baño debe convertirse en tu amiga. 
 
Los padres saben que la privacidad no existe cuando están los niños en casa ¡incluso en el baño! Pero a pesar de ello este es el lugar ideal para encontrar un ratito juntos, después de acostar a los niños o al empezar el día, traten de tomar la ducha juntos y aprovechar ese momento para reavivar la pasión y darse amor. 
 
3. Tiempo con abuelos.
 
Si tus padres o los padres de tu pareja tienen la disposición y la energía para cuidar a los niños algún que otro día aprovecha esas oportunidades para daros una escapada. Haz que la casa de los abuelos sea el lugar más divertido del mundo para tus niños, así podrás aprovechar un poco más de tiempo para tu pareja. 
 
Cuando tener intimidad con tu pareja si tienes niños
 
4. Programa hora de juegos con sus amigos. 
 
Si tus hijos tienen amiguitos o incluso vecinitos con los que puedas programar un día de juegos puedes ponerte de acuerdo con sus mamás para que jueguen y cenen unos días en su casa y otros en la tuya. Esto no solo ayudará a que tus hijos creen lazos de amistad, sino que también te dará el tiempo necesario para una noche romántica y hasta para terminar quehaceres del hogar. 
 
5. Los rapidines no son tan malos como parecen. 
 
Tener hijos no significa que perderás tu vida sexual por completo. Tener rapidines con tu pareja no es tan malo como parece, ya que te dará un escape momentáneo del deseo hasta que puedan encontrar un momento largo de intimidad, además de que la adrenalina ayuda a que aunque sea poco tiempo se disfrute al máximo. 
 
Tener una familia es uno de los mejores placeres del mundo, no renuncies al placer sexual por tener hijos en casa. Disfruta de las dos facetas a su tiempo y busca espacios para no descuidar ni a tus hijos ni a tu pareja. 
Categoria: