Terapias y Psicología de Parejas

Terapias y Psicología de Parejas

La terapia de pareja se centra en los problemas que existen en la relación entre dos personas. Sin embargo, estos problemas de la relación siempre implican síntomas y problemas individuales, así como los conflictos en la relación.
Terapias y Psicología de Parejas
Por ejemplo, si constantemente hay discusiones, es probable que la persona que provoca esas discusiones también sea crónicamente ansiosa, enojada o deprimida o las tres. O, si tiene dificultad para controlar su temperamento, tendrá más discusiones con su pareja.

En la terapia de pareja, el psicólogo ayudará a ambos a identificar los temas de conflicto en su relación, y a decidir qué cambios son necesarios en la relación y en el comportamiento de cada uno, para que los dos se sientan satisfechos con la relación. Estos cambios pueden ser diferentes formas de interactuar dentro de la relación, o pueden ser cambios individuales relacionados con problemas psicológicos personales

Cómo ayudaría una terapia de pareja a mi relación

La terapia de pareja consiste en aprender a comunicarse con mayor eficacia, y la forma de escuchar más de cerca. Las parejas deben aprender a evitar competir entre sí, y la necesidad de identificar los objetivos comunes de la vida y la forma de compartir responsabilidades dentro de su relación. A lo largo del proceso terapéutico, el terapeuta trata de ayudar a ambas partes a ver la relación de una manera más objetiva, dejando de culpar a la otra parte y pasando a saber que ambos están involucrados en la buena o mala marcha de la relación.

Los terapeutas se formulan hipótesis sobre cuáles son los factores causales que pueden estar en juego para dar lugar a la forma en que las parejas interactúan. Además de ayudarles a mejorar sus interacciones, los terapeutas también necesitan asegurarse de que sus clientes no están participando en las acciones que pueden causar daño físico, psicológico o económico. Los terapeutas colaboran con las parejas para que saquen las emociones y pensamientos que ponen en riesgo la relación, ya que temen expresarlos a la otra persona, mejorando así la comunicación eficaz entre las partes. De esta manera se promueven las fortalezas de la relación, contrarrestando las áreas problemáticas, y valorando las áreas en las que la pareja funciona con eficacia, consiguiendo que ambos disfruten de la relación.

Si te ha gustado este artículo, te agradeceríamos que lo compartas en las redes sociales o añadas un comentario. ¡Gracias!

Categoria: